Entidades oscuras, Las. Viaje a los límites del universo.

Galbiati, Cristiano

16,00

SKU: 9788446048725 Categoría:
Compartir:

Descripción

Comprender la materia oscura y la energía oscura establecerá nuevos Pilares de Hércules en los siglos venideros. Aquí se hace la historia de la ciencia. Y también la de la humanidad y su percepción de sí misma. La materia oscura es el gran enigma de la ciencia del siglo xxi. Si le preguntas a un físico: “¿Qué queda por descubrir, ahora que también se ha encontrado el bosón de Higgs?”, casi seguro que responderá: “prácticamente todo”. Sí, porque la materia ordinaria representa solo el 5 por ciento de nuestro universo. El resto consistiría en energía oscura y materia oscura, que representaría casi el 90 por ciento de la masa total. Por cada gramo de materia ordinaria, habría, en algún lugar a nuestro alrededor, 9 de materia oscura. Aun así, algunos científicos afirman que no existe. O más bien, que no hay necesidad de hipotetizar su existencia para explicar las anomalías que se observan en la rotación de las Galaxias. Quienes llegan a esta conclusión se atreven a desafiar uno de los pilares de la física moderna: la relatividad general de Einstein. Cristiano Galbiati, que enseña física en Princeton y coordina el experimento DarkSide en los laboratorios Gran Sasso, sabe que la materia oscura es uno de los secretos más misteriosos y fascinantes de la naturaleza, celosamente guardado y aún por descifrar. “Si es cierto que nuestra Galaxia está inmersa en un aura de materia oscura”, dice Galbiati, “la Tierra en rotación alrededor del Sol, que a su vez gira alrededor del Centro Galáctico, debería ser golpeada por un viento de “partículas oscuras”: aproximadamente 100 000 cruzarían una superficie igual a la de un clavo cada segundo. Entonces, ¿por qué no tratar de interceptarlos?” En la búsqueda de materia oscura, en una competencia cerrada, trabajan grupos de físicos, astrofísicos, cosmólogos, profesionales y aficionados, experimentales y teóricos, científicos y filósofos. Todos impulsados por la imparable ambición de contribuir a un paso fundamental en el desarrollo de la ciencia: comprender y definir la naturaleza de la materia oscura cambiará la percepción del universo en el que vivimos.