Atlas de las Metrópolis, El.

Le Monde Diplomatique

15,00

Compartir:

Descripción

Espíritus inquietos o lúcidos nos anuncian que estará superpoblada, contaminada, que será tentacular, proliferante y sometida a vigilancia. A no ser que se muestre inteligente, participativa, vertical, sensual, biodiversa y conectada… Aquí, en el presente, hablamos de la ciudad que se ha convertido en museo y se ha vuelto bohemia y aburguesada. Pero allí, en el futuro, la vemos y la vivimos ya de otra manera: “revisitada”, reinventada y mundializada. Entonces, ¿a qué se parecerá la ciudad del futuro? Pregunta decisiva, pues todo lleva a creer que lo urbano es el futuro del ser humano, porque en poco más de una generación solamente un tercio de la población mundial seguirá viviendo en medio rural.